Familia: Umbelliferae
Nombre científico: Eryngium campestre
Nombre común: Cardo corredor, cardo silvestre,  Cardo volador (Galve, TE). Cardo setero (Maicas, TE). Cardo panical (Villaluengo, TE)

Pastos secos, ribazos, cunetas, aliagares, campos abandonados y terrenos baldíos.

Rango altitudinal: 60 a 1800 mts.
Época floración: Junio-Agosto
Altura: 30 a 50 cm.

E. campestre es planta perenne de 30-60 cm y color verde grisáceo, toda ella espinosa; presenta gran variabilidad en su morfología foliar, las hojas son coriáceas, pecioladas partidas o 1-2 pinnatisectas, con segmentos foliares de 0’5-1’5 cm de ancho; las brácteas, 4-8, son linear-lanceoladas, patentes o erecto-patentes; las flores se disponen en glomérulos formando una inflorescencia globosa; frutos cubiertos de escamas lanceoladas.

El cardo corredor, así llamado por que, una vez desprendido el tallo, dispersa sus semillas girando a merced del viento, es una de las plantas más extendidas y conocidas en Aragón.

 

No se cultiva, por el contrario, se le combate cuando invade terrenos destinados al pastoreo o la producción de forraje. A pesar de esto, es bastante apreciado porque sus raíces son el hábitat del hongo Pleurotus eryngii, llamado seta de cardo, que en los países mediterráneos se recolecta para el consumo humano; por eso la planta recibe el nombre de “cardo setero”. Además, en la herbolaria tradicional se le atribuyen propiedades diuréticas y cicatrizantes, sus hojas tiernas y su raíz pueden consumirse en ensaladas y cuando se seca puede usarse como adorno.