Era la primera excursión que programaba la Plataforma Ambiental de Valdejalon (PLAMVAL).

Habíamos quedado a las 9:30 Horas en el parking del cementerio de Alpartir. Y files a la convocatoria, allí estábamos gentes de Rueda de Jalón, Ricla, Zaragoza, La Muela y La Almunia de Doña Godina.

Tras unas breves palabras por parte de Juan Jose Moreno y de Roberto Del Val, emprendemos la marcha hacia las ruinas del Convento de San Cristobal, la mañana esta algo fresca, gracias sobre todo al cierzo que sopla directo del Moncayo y que trae algunas gotas de agua.

Los campos estan llenos de flores blancas de la Diplotaxis erucoides y amarillas de las Aliagas (Genista scorpius). Poco a poco nos vamos acercando  a las ruinas del Convento de San Cristobal.

Antes de llegar a las ruinas, y en la zona donde crecen abundantes Agaves, algunas de cuyas inflorescencias están ya secas, hacemos una parada para observar la ruinas desde su base.

Una vez en la explanada del convento damos buena cuanta del almuerzo y del buen vino de Alpartir que nos ha traido nuestro buen amigo Angel Hernandez y por gentileza de la Asociación “La Butrera”.

Seguidamente partimos por la ruta de la Senda Botanica, Haciendo breves paradas en los ejemplares de Arboles y arbustos que nos vamos encontrando por la senda.

En este primer tramo nos cruzamos con los miembros de la Butrera que estan haciendo la ruta mas larga y en direccion contraria a nosotros.

Llegamos enseguida al Alto de San Cristobal, donde se encuentra un Punto Geodesico numero 41.035 de  734 mts. sobre el nivel del mar. Allí disfrutamos de la maravillosa panorámica que se puede divisar: Campo de Cariñena, Alfamen, La Almunia, Valle de Jalon, terino de Ricla , El Moncayo y sus aledaños, La Siera la Virgen , La Sierra de Vicor Y la Sierra de Algairen.

Durante la bajada llegamos a los hornos de yesos, donde nos aguarda Angel, esta vez para darnos unas pequeñas explicaciones del funcionamiento y la historia de estos hornos.

Continuamos la  senda bajando Hacia la Ermita de San Clemente, ruinas en estado puro.

De aqui otra vez a la explanada del Convento donde comemos y probamos otra vez ese vino que nos guarda, otra vez Angel, nuestro particular Angel de la Guarda.

Aqui nos despedimos de todos nuestros acompañantes de La Muela, Ricla, Rueda de Jalon, Zaragoza y La Almunia.

Agradecimientos a la Asociación la Butrera de Alpartir, por su vino y sus explicaciones del entorno de Este magnifico lugar. A Roberto Del Val, también por sus explicaciones. A Juanjose Moreno por algunas de las fotos que acompañan este relato, y a la Plataforma Ambiental Valdejalón (PLAMVAL), organizadora de esta excursión.

 

Enlace a otras entradas de la misma Excursion