Hoy queria hacer un recorrido por el rio Tiermas, pero sin saber muy bien hacia donde tirar. quizas suba luego por la senda del puerto, no se, ya veremos sobre la marcha.
 
Ya dentro del Valle del Río Tiermas, he tenido que parar el coche para poder ver este espectacular amanecer, aunque el sol hace un rato ya que ha salido, pero estando dentro del valle, tarda un poco mas en salir y nos depara estas magnificas imágenes.

 

Incluso este chopo ve realzada su belleza de otoño con este amanecer. Pero la belleza del amanecer es efímera y continuamos camino hacia la Erilla, donde dejaremos el coche para continuar camino, aunque no se muy bien para donde me van a llevar mis pasos.
 
Esta senda del río, en cualquier época del año que la realices, da muchas satisfacciones. Pero quizás sea en primavera y otoño cuando mas esplendorosa se halla.
 

 

 
En la misma senda encontré estas setas, no se que tipo de seta es. Su tamaño es enorme, unos 20 cm de diámetro. Parece que las ultimas lluvias han servido para que la naturaleza retome la vida y le de una oportunidad. Esta larga sequía ha hecho que las encinas no hayan dado frutos y las que los han dado en alguna ocasión ni siquiera se han asomado de la cúpula de la bellota. 
 
Por todos los sitios por los que pases de este Valle te encuentras con estos arboles, en verano dándonos sombra, como dice la jota:
“Para sombra una nuquera”
Y en otoño nos ofrece momentos como este.
 
 
A lo largo de todo el recorrido de este senda, nos encontramos con estas plantas que todas ellas estaban en flor en pleno otoño. Creo que se trata de la Calamintba sylvatica, He leído que es una planta muy aromática, pero no la olí, así que para otra vez ya se lo que tengo que hacer.
 
 
Pasando por debajo de la Peña Mala, los buitres levantan el vuelo, ayudados por las fuertes térmicas que en rachas muy fuertes soplan por el fondo del valle y con un muy cálido y húmedo aire que en ocasiones hasta molesta en la cara por su elevada temperatura.

 Estas fotos pertenecen al Arce de Mompeñier (Acer monspessulanum)

Este pájaro es creo una Collaba negra ( Oenante leucura). es la segunda pareja que veo, en dos zonas distintas, en Ricla y aqui. Siempre la he visto en parejas.
El otoño va pintando las laderas de la Sierra con sus primero tonos ocres. 
 
Lo bueno de viajar solo es que puedes contemplar esos detalles que si vas acompañado y hablando , no reparas en ellos. son esos sonidos del silencio que te llevan por todo el espacio de la naturaleza que te rodea.
 
Pequeños detalles como este te abren la mente y hacen que te pares y solo mires. en ocasiones se me olvida hasta de fotografiar esos momentos.
 
Los sarmientos de las vides ascienden apoyándose en las ramas contiguas, buscando la luz y el espacio. 
 

 
Frutos del espino rojo, o manzanicas de Manuel. Son para muchos animales un manjar que no perdonan.

 


Dos imágenes de Peña Mala
Aquí tenemos algo que me encontré poco antes de llegar al inicio del descenso de la senda del Puerto hacia el río. son muchas las ocasiones que me encuentro estos bidones agujerados  junto a una poza con restos de gasoil o aceite de motor. No se si me equivoco, pero seguro que alguien me podrá corregir. Son cebaderos para cazar animales mientras sacan el maíz u otros granos que meten dentro, las charcas son para que se revuelquen los animales para desparasitarse, todo ello con un fin…. poder darles caza mientras se alimentan o desparasitán. El monte queda manchado por muchos años con los restos de gasoil y aceite. 
 
 
 

  

 este es un Serval (Sorbus aucuparia), es un árbol hermoso en todas las épocas del año. Sus frutos son muy apetitosos para los pájaros, que diseminan sus semillas por el bosque después de haberlas comido.