Hacia ya algunos años, cuatro años creo, que no subía por este valle que tan buenos momentos me deparo. Ya le había llegado el momento de visitarlo otra vez, y para esta ocasión había elegido como objetivo La Tuca de Estos o Tuca del Dallui de 2.531 metros de altura.  Para este fin de semana habíamos quedado en Perarrua con Ramón (el vecino de puerta de Perarrua)

Ramon y yo

Ramon y yo en el pueblo de La Corona año 2018

para hacer unas comilonas, así es que le propuse que me acompañara a esta excursión, ya que suponía que el estaría fuerte después de haber hecho parte del camino de Santiago, pero es mas caminante que montañero y denegó mi oferta. Una de esas tardes tontas tomando unos cañones de Ámbar el la terraza del MALAKA

malaka

El Malaka por dentro en el año de su cierre.

con la Pincho (Marta), se lo comente y se apunto a acompañarme en la ascensión, así que dicho y hecho, pa Perarrua que nos fuimos  la Tere la Jara y yo (la Pincho vendría mas tarde en su coche) y una barbacoa que parecía una maquina de tren.

Son las cinco de la madrugada y nos ponemos a preparar las mochilas en Perarrua para inmediatamente salir hacia el parkin habilitado en la carretera a la entrada del valle de Literola. Llegados a este punto, no sin antes haber parado un par de veces a fotografiar a unos sarrios que tiraban piedras a la carretera en su alocada pero precisa huida para ponerse fuera del nuestro alcance, nos ponemos en marcha en que habían dado en llamar el día mas calurosa del mes.

Nos internamos por el bosque subiendo por senda que enseguida nos deja en las primeras praderas de la cabaña de Llosero, nada mas superar los primeros prados el valle nos sorprende con las primeras flores que por su esplendida belleza no puedo hacer otra cosa que fotografiarlas.Leucanthemum vulgare

Se trata de una margarita de gran tamaño Margarita mayor (Leucanthemum vulgare), es un conjunto de margaritas que junto con la luz del amanecer les confieren una gran belleza a todo el conjunto. continuamos camino hacia el pino solitario que no dejamos de verlo desde que salimos del bosque.

Nos pasamos por poco el desvío hacia la cabaña de Literora que alcanzamos enseguida y cruzamos su corral lleno como en la otra vez de planta de mas de un metro que le hacen aparecer la alergia a la Pincho. 

Sombras de pincho y miaCon los primeros rayosa del sol otra vez saco la cámara para inmortalizar a mi compañera inseparable de todas excursiones y que me sigue fiel cual Jara en sus buenos tiempos, que esta vez viene acompañada de la sombra de la Pincho.

Cruzamos este corral en dirección al barranco de Les Fites  del Perdiguero, lo cruzamos y enseguida nos dirigimos hacia las laderas que nos llevaran al collado del Frontonet, no sin antes poner a prueba nuestras piernas.  

pino solitario

Comienzan los primeros “¡que precioso es esto!”, “¡que maravilla!”, “¡que guapo esta todo!” , cuando estas exclamaciones aparecen es que luego van a aparecer las de: ” que si no llegamos a la cima , no pasa nada”, “almorzamos y luego decidimos”, “es que no estoy entrenado”. Pero entre frases hechas llegamos al collado de Frontonet y aquí no hay frases hechas. El paisaje es espectacular, ante nosotros se nos presenta el valle de Estos con sus grandes cimas como las del Llardana o Poset, Espadas, Gemelos, Puerto de la Madera, Perramo, Ixeia, Perdiguero, en fin toda una serie de cimas expectaculares. 

Decidimos subir hasta la cima del Frontonet (2.420.-mts.) y allí parar a almorzar, hacer unas cuantas fotos antes de acometer la subida a la Tuca de Dallui.

En esta cima  damos buena cuenta del bocadillo y de unos buenos tragos de agua fresca, nos hacemos unas cuantas fotos y descansamos un poco antes de bajar al collado de Estos (2.345.-mts) y desde allí empezar a subir a la tuca de Dallui que es nuestro objetivo final.


Comenzamos la subida a la Tuca por una senda mas o menos marcada y con mucha pendiente, algunos hitos nos van marcando el camino, que transcurre por la ladera de la izquierda de la cresta. Poco mas arriba llegamos a un canchal que desemboca en una zanja hecha a puro de pasar por ella y que nos lleva a la cresta cimera en solo unos metros.

Me paro en la ante cima y filmo la llegada de la Pincho a la cima, a la vez que hago un barrido del la panorámica que desde aquí se ve, todo el macizo de la Maladeta , la cuenca del Cregüeña, Vallibierna, la cuenca del Cregüeña, los Albas, Salvaguardia, Puerto de la Glera y todos los que ya vimos desde la otra cima. Llego hasta la cima y nos vemos rodeados por un enjambre de no se que bichos , parecen como hormigas con alas, que se nos quedan pegados por la ropa el pelo la cara los brazos, salimos ,sin si quiera hacer fotos en la cima y nos quedamos en la entecima que parece que allí no acuden.

Desde aquí descansamos un poco hablando de las cimas y de una pradera idílica que se ve colgada de no se que laderas.  Aprovecho para enviar una foto a Miguel (uno de los trabajadores del laboratorio del pantano de Mularroya), que seguramente se encuentra en la cima del Aneto. Seguidamente me envía el otra desde el paso de Mahoma, donde se encuentra atascado por la cantidad de gente que quiere subir y bajar por el. Le hago una foto con zoom y se puede observar todo el trajín que hay en ese paso del Aneto, hasta mas de 50 personas se pueden contar, desde donde nos encontramos. El lunes ya en La Almunia me cuenta que no pudieron pasar por el atasco que había.

 

Nos preparamos para salir cuando oímos sobre nuestras cabezas como un zumbido de aira, lo primero que pienso es que esta pasando un buitre por encima de nosotros, pero nos llevamos una sorpresa cuando vemos que es un velero que baja por el valle de Benasque, nos quedamos mirándolo como vacas al tren, casi sin tiempo de sacarle una foto.

 

 

 

Comenzamos el descenso y enseguida nos encontramos en el collado de Estos, a partir de aquí descendemos por el collado según nos habían indicado unos montañeros que nos encontramos en la Tuca de Frontonet.  El descenso es mas largo que por el collado de Frontonet, pero mas bonito y variado. 

Llegamos a la cabaña tras pasar por unos pequeños valles transversales a la pendiente y de una gran belleza, pasamos la cabaña y al llegar al puente que cruza el Barranco de Literola, decidimos dar buena cuenta del ultimo bocadillo y ala vez refrescar los pies en la gélida agua del barranco.

Continuamos el descenso parando para hacer fotos de flores, mariposas, bichos, águilas y todo lo que se nos pone por delante. Ya casi llegando a las ultimas praderas y en la misma orilla de la senda encuentro la planta de una especie de las mas buscadas por los aficionados a la fotografía y las flores, lo que podría ser o una azucena de los pirineos (flor de lis) o una azucena silvestre o maltragon, el echo de no haberla identificado es por que las flores no estaban abiertas y solo pude fotografiar los capullos sin abrir. En fin que me quede con las ganas.

Con el resquemor de no haber podido fotografiar lo que seria una de mis mas grandes hallazgos del día, nos dirigimos hacia el bosque con muchas ganas de llegar a la sombra ya que el paso por una zona de gleras casi nos deja sin aliento por el calor que despedían las piedras.

Este relato se lo dedico a Pincho por haberme acompañado en esta inolvidable excursión por este inolvidable valle HECHO SOLO PARA NUESTROS OJOS.Tras un pequeño descanso bajo la sombra del primer pino del bosque nos encaminamos hacia el coche para regresar a Perarrua tras casi 12 horas desde que nos levantamos.

PRONTO IREMOS PONIENDO NOMBRES A LAS FLORES QUE APARECEN EN ESTA ENTRADA.